Reglas

REGLAS Y REGULACIONES DE LA ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS

Las asociaciones de propietarios se crean para mantener y enriquecer el valor de las propiedades. Una Asociación de Propietarios generalmente es establecida por el desarrollador de la propiedad y dirigida por una Junta Directiva.

Cuando alguien compra una propiedad dentro de la Asociación de Propietarios, automáticamente se convierte en miembro de la asociación. Se espera que todos los miembros sigan las Reglas y Reglamentos creados por su Asociación de Propietarios, incluso si no están de acuerdo con todas las políticas.

La compensación es que la Asociación de Propietarios se encarga de muchas de las tareas de mantenimiento asociadas con la propiedad de la vivienda, y los miembros disfrutan de servicios compartidos como piscinas, canchas de voleibol o baloncesto y casas club, que no podían permitirse comprar en los suyos.

¿Por qué las asociaciones de propietarios tienen reglas y regulaciones?

Los desarrolladores de propiedades generalmente son responsables de iniciar una Asociación de Propietarios, pero una vez que se ha vendido un cierto número o porcentaje de las unidades en un desarrollo en particular, el desarrollador cede el control de la Asociación y otorga autoridad a los propietarios. A partir de aquí, la junta de la Asociación de propietarios puede mantener las reglas existentes o establecer las suyas propias.

Casi cualquier miembro de la asociación puede representar a su comunidad como miembro de la junta. Los miembros de la junta son voluntarios, lo que significa que no se les paga por su trabajo. Algunos miembros pueden trabajar a tiempo completo y llevar una vida muy ocupada. Como tal, necesitan un sistema que les ayude a mantener y enriquecer la comunidad. Las reglas de la Asociación de Propietarios les ayudan a lograr ese objetivo.

¿En qué se diferencian las reglas y regulaciones de los estatutos o de las reglas de convivencia?

Piense en las reglas y regulaciones como una “solución general” para las cosas que no están cubiertas por los estatutos o las reglas de convivencia Las reglas de convivencia y los estatutos tienen prioridad, pero las reglas y regulaciones ayudan a llenar cualquier vacío.

Las reglas de convivencia cubren los derechos y obligaciones de los miembros de la Asociación de propietarios. Las reglas de convivencia son legalmente vinculantes. El documento se registra y se archiva con el estado de la Asocicación. Los siguientes elementos pueden estar cubiertos en sus normas de convivencia:

  • Restricciones de uso de la propiedad
  • Obligaciones de mantenimiento para la Asociación y para los miembros
  • Mecanismos para el cumplimiento de las reglas y la resolución de disputas
  • Disposiciones de protección de los préstamos
  • Obligaciones de pago de las coutas
  • Obligaciones de contratación seguros

Debido a que este registro se mantiene en los archivos de la asociación, puede ser difícil de enmendar. Los cambios requieren el voto de los miembros.

Los estatutos abordan la estructura del gobierno diario de una ASocición de propietarios. Cubren cosas como:

  • Con qué frecuencia se llevan a cabo las elecciones de la junta de la Asociciaón
  • Cómo se nominan y eligen los nuevos miembros de la junta
  • Cuánto duran los servicios de la junta
  • Deberes y responsabilidades de los miembros de la junta
  • Cumplir con los requisitos de frecuencia y quórum

Al igual que las Normas de Convivencia, los estatutos no se pueden cambiar fácilmente, ya que también requieren el voto de los miembros de la asociación para cambiarlos.

Por el contrario, las reglas y regulaciones se pueden cambiar con relativa facilidad. Estas políticas están destinadas a ser más flexibles y se pueden ajustar a medida que surgen nuevos problemas o necesidades dentro de la Asociación de propietarios. Por ejemplo, una asociación podría tener una regla que restrinja a los dueños de tener un perro de cierto peso o tamaño. Pero esa regla puede ser demasiado restrictiva y puede ajustarse si muchos dueños expresan el deseo de tener un perro grande.

Las reglas se pueden cambiar mediante una votación de la junta de la Asociación de propietarios, sin embargo, el cambio debe ser revisado por los miembros de la comunidad. Tradicionalmente, una junta adoptará una regla y luego enviará un aviso a los miembros de la comunidad que tendrán 30 días para revisarla. Después de ese tiempo, la junta revisará los comentarios de los miembros y tomará una decisión final.

¿Qué debería incluirse en las reglas y regulaciones?

Las diferentes asociaciones de propietarios requerirán diferentes reglas para satisfacer las necesidades de su comunidad, pero esta lista debe proporcionar una idea de lo que debe incluirse:

Políticas para cobrar cuotas y derramas atrasadas

Cada comunidad debe tener una política de cobranza para que todos los miembros comprendan lo que sucederá si no pagan a tiempo. Los miembros de la junta también tendrán una guía disponible para ayudarlos a cumplir con sus obligaciones de hacer cumplir las reglas sin tener que preocuparse por cruzar ninguna línea.

Reglas para transferir una propiedad

Se puede solicitar una notificación por escrito de un miembro que tenga la intención de vender su propiedad. Deje en claro que el propietario que vende la unidad debe notificar a la asociación de cualquier transacción relacionada con su casa, y también al comprador sobre la el funcionamiento de la Asociación.

Reglas de alquiler/renta

Las reglas de alquiler/renta dejan en claro que los inquilinos están obligados a cumplir con las reglas establecidas de la comunidad, al igual que todos los demás. Los propietarios deben informar a la Asociación de cuando llega un nuevo inquilino, y si el inquilino no sigue las reglas, a menudo es el propietario el que va a ser penalizado.

Inspección de los liblros

En muchos sitios, las asociaciones están obligadas por ley a poner sus libros a disposición de los miembros de la misma. Sin embargo, la asociación puede establecer limitaciones razonables sobre ese acceso si existe una política específica. A veces, los miembros de la junta usan cuentas de correo electrónico personales para discutir cosas. Un propietario puede solicitar ver todas esas comunicaciones y, si no existe una política establecida, es una pregunta abierta si esos correos electrónicos son registros de la Asocición.

Acceso a la Información Personal

No sucede con frecuencia, pero existe la posibilidad de que los miembros de la junta abusen de la información personal / financiera, ya que la asociación puede tener cheques de los miembros. La mayoría de los documentos rectores no dicen mucho sobre cómo la junta tratará la información privada de sus miembros, por lo que es inteligente crear una política que detalle cómo una asociación maneja esa información. De esta manera, los propietarios y los terceros saben cómo se utilizará y no se utilizará esa información.

Reglas de las áreas comunes

Estos incluyen qué horarios se pueden usar las áreas comunes, cómo comportarse al compartir estos espacios con otros y cuántas personas pueden estar en el área al mismo tiempo.

Reglas generales

Estas incluyen cuestiones fundamentales como qué se puede y qué no se puede hacer en el exterior de una casa, cómo deshacerse de la basura, restricciones de ruido y la obligatoriedad de recoger los desechos de una mascota.

¿Puede un miembro impugnar las reglas?

Las reglas de la Asociación se establecen para enriquecer a la comunidad, pero hay momentos en los que puede parecer que existen demasiadas reglas restrictivas. Por ejemplo, es posible que un propietario solo pueda pintar la puerta de su casa de un color determinado o que no pueda estacionar un automóvil frente a su casa durante la noche.

Los propietarios de las viviendas pueden impugnar las reglas de la Asociación de propietarios, pero nunca deben dejar de pagar cuotas como forma de protesta. Tener un historial sólido funcionará a favor de un miembro si decide impugnar una regla en particular, y los propietarios de viviendas que no paguen las cuotas de la Asociación y no respondan a las cartas de la junta pueden ser llevados a los tribunales o enfrentarse a multas importantes. Si no se pagan las multas, una Asociación, dependiendo de las leyes del país, puede incluso actuar colocando un gravamen sobre la casa del propietario que no cumple.

Se anima a los propietarios a asistir a las reuniones de la junta para que puedan aprender el fondo existente detrás de los cambios de reglas propuestos e impuganr cualquier cambio antes de que se adopten. También pueden comunicarse con su junta para hablar sobre la regla.

Los propietarios pueden enviar una solicitud formal a la junta directiva de la Asociación de propietarios y a la empresa de administración de propiedades. Se puede llegar a un acuerdo. Si la Asociación tarda más de cierto tiempo, dependiendo de las leyes locales, en generar una respuesta, el propietario debe volver a enviar la solicitud de cambio de las reglas y solicitar una audiencia. Si el voto va en contra de la solicitud, los propietarios tienen derecho a seguir adelante con el asunto.

¿Puede la policía hacer cumplir las reglas de la Asocición?

Las reglas de una Asociación de Propietarios son legalmente vinculantes para los miembros de la asociación, pero generalmente la policía no las puede hacer cumplir. Las violaciones de las reglas de la Asociación se consideran un asunto civil entre la Asociación y los miembros que no cumplen. La única excepción a esto es si las reglas de la Asocición se superponen con otras leyes locales. Estas leyes podrían ser por ejemplo infracciones de estacionamiento o restricciones de ruido que también se abordan en las reglas de Asociación.

Evite depender de reglas no escritas

El hecho de que una asociación siempre haya hecho algo de cierta manera no significa que sea una regla. Los miembros deben tener cuidado de no depender de reglas no escritas para garantizar el bienestar de la comunidad. Si no se ha adoptado una política, no existe, lo que significa que los miembros no tienen que seguirla. Las reglas no escritas pueden ser impugnadas y la junta puede perder.

Para resolver este problema, las asociaciones primero deben determinar si tienen la autoridad para promulgar la regla. Si lo hacen, deben adoptarla formalmente, al igual que adoptarían cualquier otra regla.

Conclusión

Las reglas y regulaciones de la Asociación de Propietarios están diseñadas para trabajar al unísono con los estatutos y las Normas de Convivencia Están diseñados para mantener el valor y el bienestar de la asociación, pero no deben usarse para restringir el disfrute de los miembros de su comunidad.

Los miembros deben seguir las reglas, pero no están escritas en piedra. Pueden cambiarse a medida que evolucionan las necesidades de la comunidad.

Si está pensando en mudarse a una comunidad , es importante que conozca todas las leyes, estatutos y reglas que regulan la Asociación antes de mudarse. Así, sabrá lo que se esperará de usted antes que usted compre una propiedad en la misma.

Comparta el enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba