Condominio pequeño

8 consejos para administrar asociaciones de condominios pequeños

Aunque las asociaciones de condominios más pequeñas pueden parecer más sencillas de administrar, tienen desafíos únicos para los que los miembros de la junta pueden tener dificultades para gestionar. Los residentes de asociaciones de condominios más pequeñas van a tener una oferta de servicios potenciales menor debido a que tienen una menor recaudación que los condominios más grandes pero siguen manteniendo la necesidad de hacer frente a costos grandes y necesarios para el funcionamiento de la misma. Si necesita ayuda para administrar asociaciones de condominios de pequeño tamaño, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarle.

Cómo administrar las asociaciones de condominios pequeños

1.- Recaudar los fondos necesarios

Si una asociación tiene solo 20 viviendas, entonces solo hay 20 residentes que van a pagar pagan cuotas que tienen que cubrir el presupuesto del condominio. Las asociaciones de propietarios deben tener mucho cuidado al decidir qué cobrar a sus residentes y asegurarse de que las cuotas no sean tan altas como para disuadir a los potenciales residentes de invertir en propiedades ubicadas dentro de sus comunidades.

Si hay algún cambio en las cuotas que se van a cobrar en el futuro, se debe notificar de inmediato a los residentes deben indicando el motivo del aumento para brindarles la oportunidad de gestionar sus finanzas para soportar el aumento de las cuotas.

2.- Mantener la transparencia con los residentes

Uno de los consejos más importantes sobre la gestión de asociaciones de condominios pequeños es ser transparente. Dado que los residentes de asociaciones de condominios más pequeños tienden a pagar más, la necesidad de transparencia sobre cómo se utilizan las finanzas se vuelve esencial.

Las juntas deben hacer todo lo posible para mostrar a los residentes el valor de lo que están pagando de forma que los gastos sean para mejorar la calidad de vida dentro de sus comunidades.

No hacer esto puede causar descontento entre los residentes e incluso una demanda potencial si la asociación viola cualquiera de los derechos legales del residente. Es fundamental evitar problemas legales un condominio pequeño, ya que no tendrán el capital necesario para defenderse fácilmente en los tribunales.

3.- Elección de la empresa de administración adecuada

Las asociaciones de propietarios más pequeñas que se encuentran dentro de condominios pequeños tienen un debate constante sobre si deben subcontratar ciertos procedimientos administrativos a una empresa de gestión externa.

Los condominios necesitan ver los precios que pueden obtener de sus proveedores y si eso les brinda una mejor calidad de servicio a sus residentes. Si pueden subcontratar con éxito las solicitudes de reparación, el pago de cuotas y la correspondencia electrónica a una empresa de gestión externa, sus residentes verán el valor de las cuotas que están pagando.

A veces, también vale la pena considerar si es mejor que la junta de la Asociación de Propietarios delegue sus tareas en la administración a los expertos. No obstante, buscar otras opciones no hará ningún daño.

4.- Dedicar suficiente tiempo a la gestión de la Asociación de propietarios

Cuando las asociaciones de propietarios son más pequeñas, normalmente implica que suelen tener menos miembros de la junta. Si es así, es posible que los miembros de la junta no tengan tiempo ilimitado para tratar los problemas urgentes dentro de la comunidad.

Mantener un equilibrio entre los horarios de los miembros de la junta y las necesidades de la comunidad puede convertirse en un gran desafío. Las asociaciones de condominios más pequeñas que puedan permitirse subcontratar algunos servicios tendrán una gran ventaja para brindar servicios mucho más eficientes a sus residentes.

De esta manera, los miembros de la junta pueden dedicar su tiempo limitado a cuestiones más importantes dentro del condominio, como asambleas, votaciones, elecciones o creación de comunidad, lo que proporcionará un complemento ideal para colaborar con una empresa de administración externa.

5.- Gestionar el equilibrio entre los servicios que se pueden ofrecer con presupuestos más pequeños

Una de las mayores dificultades que puede enfrentar una asociación más pequeña es lo que puede ofrecer a sus residentes. Tiene que haber una discusión realista entre los miembros de la junta sobre lo que pueden permitirse proporcionar a sus residentes sin tener que aumentar las cuotas mensuales fuera del alcance de los residentes.

Equilibrar este problema es un tema bastante complejo, y es uno de los mayores desafíos que debe enfrentar una asociación de un condominio pequeño que no tiene grandes ingresos por cuotas de los propietarios para utilizar en el presupuesto y en su beneficio.

6.- Saber cuándo gastar los recursos

Es posible que surjan ciertos problemas en una asociación por los que haya que hacer un desembolso económico. Las asociaciones de condominios más pequeños tienden a evitar los gastos en reparaciones que son necesarias necesarias. Lo que deben hacer las juntas es evaluar el riesgo de que el gasto se convierta en uno más grande en el futuro. No hacer el gasto en el momento justo podría dañar todavía más las ya limitadas finanzas de la comunidad.

7.- Mantener expectativas realistas para los residentes voluntarios

Dependiendo de la naturaleza de la asociación, ciertos residentes pueden ofrecer su tiempo como voluntarios para ayudar a la Asociación de Propietarios a ahorrar capital o reducir las cuotas . Las juntas deben mantener un equilibrio entre utilizar el tiempo de un residente voluntario para los trabajos para los que se ha ofrecido y no malgastar su tiempo personal. Los condominios también necesitan ver en qué miembros de la comunidad pueden confiar para realizar ciertos servicios específicos para utilizar los recursos que están disponibles en su comunidad de una manera eficiente.

8.- Las reparaciones pueden costar lo mismo que un condominio más grande

Lo que las asociaciones de condominios más pequeñas tienen que enfrentar es que un edificio de tres pisos puede tener el mismo techo que un edificio de diez pisos. Esto significa que si es necesario reemplazar un techo, el edificio de diez pisos tendrá más capital para pagar la reparación, mientras que el edificio de tres pisos apenas podrá cubrir los gastos necesarios.

Los condominios más pequeños deben tener cuidado de presupuestar estos gastos mayores necesarios que pueden surgir de vez en cuando para que puedan cubrir el costo de los mismos antes de que el gasto continúe creciendo exponencialmente. Administrar asociaciones de condominios pequeñas no significa siempre que los costos de reparación serán también pequeños.

Conclusiones

Cada comunidad es diferente, lo que también significa que no existe una forma única de gestionar una comunidad. En el caso de administrar asociaciones de condominios pequeñas, habrá que realizar ajustes tanto a los ingresos como a los gastos. Esto puede ser un gran reto, pero siempre que se esté al tanto de las necesidades de la comunidad y se trabaje de forma conjunta entre los miembros de la junta y los residentes, se tendrá una comunidad exitosa.

Comparta el enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba